Terrina de remolacha y nueces

Beetroot and walnut terrine 8248691 RecetasPopulares.com 27

Impresiona a tus invitados con este vibrante entrante vegano. Queso suave a base de plantas, hierbas y remolacha se combinan para hacer la terrina, cubierta con una nuez quebradiza para darle textura

Ingredientes

  • 1 cucharada vinagre de cidra
  • 750g crudo raíz de remolacha
  • 450g vegano Queso suave con cebollino
  • 1 limón, ralladura
  • un puñado de tomillo, hojas recogidas
  • un puñado de orégano, hojas recogidas y picadas
  • 1 diente de ajo, rallado
  • aceite de oliva, para la lata
  • 75g pedazos de nueces
  • 125g azúcar glas
  • gran pizca de hojuelas de chile
  • brindis y una ensalada aderezada con balsámico, para servir

Método

  • PASO 1

    Poner a hervir una cacerola grande con agua salada y añadir un chorrito de vinagre (esto sazona la remolacha) seguido de la remolacha. Cocine a fuego lento durante 45 minutos-1 hora, o hasta que la remolacha se pueda perforar fácilmente con un cuchillo. Escurrir, dejar enfriar y luego pelar.

  • PASO 2

    Mientras tanto, mezcle el queso tierno, la ralladura de limón, el tomillo y el orégano. Agregue el ajo, luego sazone al gusto. Cubra y enfríe hasta que se necesite. Tanto la remolacha como el relleno se pueden preparar hasta con un día de anticipación y enfriar hasta que se necesiten.

  • PASO 3

    Engrase ligeramente un molde de pan de 450 g y forre con dos capas de papel de horno, dejando suficiente exceso para que pueda cubrir la parte superior. Con una mandolina o un cuchillo afilado, corte finamente la remolacha cocida en rodajas de 1,5-2 mm.

  • PASO 4

    Coloque una capa delgada de rodajas de remolacha superpuestas en el fondo de la lata. Vierta sobre una capa delgada del relleno, luego repita hasta que todo se haya usado, terminando con una capa de rodajas de remolacha. Cubrir, luego pesar la terrina con un trozo de cartón y un par de latas. Enfriar durante la noche.

  • PASO 5

    Para el crocante de nuez, cubra una bandeja para hornear con papel de hornear y reserve. Tostar las nueces en una sartén pequeña y seca a fuego medio hasta que huelan a nuez. Volcar sobre la bandeja y extender en una capa uniforme. Regrese la sartén al fuego y espolvoree el azúcar en polvo. Cocine hasta que esté caramelizado, girando la sartén de vez en cuando pero sin revolver, hasta que tenga un caramelo de color ámbar intenso. Con cuidado, vierte esto sobre las nueces, luego espolvorea con una pizca grande de hojuelas de chile y sal marina. Dejar enfriar. Una vez que se enfríe, rompa el frágil en fragmentos o pulse en un procesador de alimentos para obtener una textura más fina. El crocante de nuez se puede preparar con una semana de anticipación y guardarlo en un recipiente hermético a temperatura ambiente.

  • PASO 6

    Para servir, desenvuelva la terrina de remolacha y dé vuelta sobre una tabla. Retire el papel para hornear y cubra con la nuez quebradiza, luego corte. Sirva con tostadas y una ensalada aderezada con balsámico, si lo desea.